Entrevistamos a Samanta Villar, escritora, presentadora de televisión y como ella misma se define, una periodista diferente.

Hablamos de sus próximas aventuras, de su forma de trabajar y cómo está siendo su experiencia en las redes sociales.

Quédate hasta el final porque revela quién es su referente profesional, ¡no te lo pierdas!

¿Qué nos contó Samanta Villar en la entrevista?

Conocida por tus programas de inmersión, ¿qué aporta el formato de telerrealidad?

Hay tantos nombres para referirse a la telerrealidad, nosotros hacemos factual, es decir, documentamos una realidad. Tiene mucho de la parte del documental pero también de entretenimiento y hacemos este híbrido. Lo que más nos preocupa es que la gente con nosotros se pueda relajar, que sea un programa asequible, que no sea denso o tengas que estar con una actitud proactiva. Ya tenemos muchas preocupaciones, entonces queremos que el público se lo pase bien pero que no esté vacío. Queremos que la gente reflexione, conozca realidades que desconocía y que aprenda.

En ese sentido, la inmersión es una herramienta muy atractiva para que la gente vibre, empatice y pueda vivir en primera persona las sensaciones que mostramos.

Trabajas en un nuevo formato en las redes sociales que interactúa con la audiencia, ¿interesa este tipo de contenido?

Es justamente lo que estamos probando. Es la primera vez que hacemos un programa en redes sociales y nos pareció muy apropiado mostrar la reforma de mi casa ya que es un proceso real. Igual que en la televisión enseñé mi embarazo dijimos, vamos a probar en Instagram.

Es muy interesante porque lo que te permiten las redes sociales es que puedes interactuar de manera muy rápida con tu espectador, es muy divertido y profesionalmente, un reto.

Al público le gusta mucho poder opinar, participar del proceso. Tengo muy en cuenta su opinión y les hago participar. Con TodoCESPED lo hago, les pregunto qué césped les gusta más o cuál es el que mejor recupera por ejemplo.

Creo que es una muy buena manera de fidelizar al espectador que la televisión no te permite.

¿Cómo te ayudan las redes sociales a conectar con tus seguidores?

Lo que intento constantemente es que puedan opinar y es asombroso. Muchísima gente se toma la molestia de decirte lo que le gusta y lo que no. Yo creo que esa conexión es muy importante, nos gusta sentirnos reconocidos y por primera vez el espectador no es pasivo, pienso que esta conexión va a ser clave en el futuro de lo audiovisual.

¿Por qué crees que la gente te sigue y ve tus trabajos?

Creo que porque no tengo vergüenza a nada y lo cuento todo. La gente valora mucho la naturalidad y que todo lo que hago siempre es verdad, mostramos la realidad tal cual es. Lo que intentamos es procurar que la gente se sienta muy cómoda para que puedan ser ellos mismos y eso es lo que a la gente le gusta de mí, que me siento muy cómoda delante de una cámara y no tengo miedo a que me juzguen

¿En qué momento pasaste de estar detrás de las cámaras a que se te pidiera estar delante de ellas?

Me empecé a dar cuenta de que era un poco prescriptora cuando ya llevábamos unos cuantos  programas de “21 días” emitidos. Cuando me encontraba a gente por la calle me trataban de forma muy cercana y familiar, ahí empecé a darme cuenta de que no era una periodista como las demás, la gente me consideraba parte de su familia.

En el siguiente programa que hice, “Conexión Samanta”, la cadena quiso poner mi nombre al programa y eso lo refrendó. La persona que estaba al frente de ese programa, que era yo, era uno de los reclamos y desde entonces hemos querido potenciar eso. En todos mis formatos siempre se mantiene esta clave que es que yo me tengo que sentir cómoda.

Soy una persona muy curiosa y todo me fascina, por ejemplo, cuando me habéis explicado todo sobre TodoCESPED digo, ¡wow! Cómo mola esta empresa, quiero conocer a su director porque me parece increíble. Esto me pasa con todo en la vida y nos dimos cuenta de que era un valor para el programa porque como soy entusiasta, la gente se entusiasma conmigo.

¿Qué factores de tu personalidad piensas que han contribuido a esto?

Doy clases en la universidad y a mis alumnos les digo que los buenos personajes son aquellos que son muy carismáticos, aquellos que por lo que sea tienen algo que te engancha, puede ser desde la ternura, la pasión o muchas cosas más pero tiene que ser algo que te atrape.

En mi caso lo que ocurre es que soy una persona muy apasionada, vivo las cosas de una forma muy intensa y me emociono con las pequeñas cosas de la vida. He mantenido la misma ilusión que cuando era una niña y tengo la sensación de que es eso lo que engancha a la gente. Como yo vibro, les hago vibrar y ¿a quién no le gusta vivir intensamente?

Con todas las aventuras en las que te hemos ido siguiendo, ¿dónde vamos a ver a Samanta próximamente?

No queda mucho para que emitamos el nuevo formato. Hemos hecho un cambio de 180º, hasta ahora seguíamos unas determinadas historias y vamos a cambiar por completo el tipo de personaje con el que vamos a trabajar. Puedo adelantar que vamos a hacer monográficos de un tipo de personaje, no puedo decir de qué tipo pero manteniendo nuestro estilo.

No es una entrevista de una periodista, es Samanta en conexión con ese personaje.

Un comunicador que sea un referente para ti, ¿quién te inspira?

Para mí, Iñaki Gabilondo es Dios, tiene un nivel intelectual, como comunicador, de respeto y además aporta conocimiento. Está a muchísima distancia de todos los demás, es alguien que me despierta muchísima admiración, tiene una cultura, una inteligencia asombrosa. Es admirable.

Samanta Villar es presentadora de televisión, escritora y una periodista diferente, como ella misma se define. Nos habla de su aventura en sus redes sociales, sus próximos proyectos y cuál es su forma de trabajar. ¡No te pierdas la entrevista completa!

¿Quieres que entrevistemos a alguien en particular? Puedes dejarnos tus recomendaciones en comentarios.

Haz crecer tu negocio: ¡anúnciate con ONiAd!

Prueba nuestra herramienta de publicidad y gana visibilidad para tu empresa. ¡Regístrate GRATIS y empieza tu campaña!