¿Sufres estrés laboral? ¿Quieres aprender a reducirlo para aumentar tu productividad en el trabajo?

¡No dejes que el estrés afecte a tu tareas! En este nuevo capítulo de Be Productive, te damos 3 trucos para que aprendas a luchar contra el estrés laboral y tu jornada de trabajo sea mucho más productiva.

¡Mira el vídeo completo!

3 trucos para reducir el estrés laboral

1. Nivel de esfuerzo

Valora tus tareas según el nivel de esfuerzo que requieren a nivel mental.

Haz una lista de tus tareas para el día y puntúalas con una nota según el esfuerzo mental que requiere llevarlas a cabo, después prioriza.

Analiza en qué momentos del día tienes más energía para realizar las tareas más pesadas o que conllevan más esfuerzo mental y deja las tareas mecánicas y sencillas para el final del día o para los momentos en los que estás más cansado.

En Nodriza Tech por ejemplo, tienen un “Libro de las Personas” donde clasifican las tareas de mayor a menor importancia y según el esfuerzo que requieren, para poder organizarse de manera correcta.

2. Variables en tu día a día

Recuerda tener en cuenta las variables modificables de tu día a día.

Cuida la alimentación o haz deporte por ejemplo. Hay muchas variables que puedes modificar, especialmente cuando tienes que enfrentarte a actividades que pueden crearte más estrés o que te suponen un gran desgaste de energía.

Por ejemplo, si tienes una reunión importante o tienes que dar una charla delante de mucha gente, ese día puedes hacer deporte o meditación antes y así eliminar el posible estrés y gastar menos energía.

3. Contexto

Elegir bien el contexto en el que vas a desarrollar una actividad es superimportante.

Busca un buen contexto para empatizar con el ambiente en el que vas a desarrollar tus reuniones o tareas y cambia de entorno según el tipo de tareas que vas a desarrollar.

Por ejemplo si hay una sala donde siempre realizas contenido creativo, ese espacio te va a ayudar a crear un ambiente creativo y vas a empatizar con él, esto te va a ayudar a generar nuevas ideas. Pero también hay ocasiones en las que es necesario cambiar de contexto y no hacer las reuniones siempre en un mismo lugar. Cambiar de espacios te puede ayudar a crear un ambiente más distendido.

Estas han sido nuestras recomendaciones para ayudarte a reducir el estrés laboral. El ambiente de trabajo y la organización de tus tareas no son ninguna tontería y pueden ayudarte a aumentar muchísimo tu productividad y a mantener a raya el posible estrés laboral.

Coméntanos que te han parecido estos 3 trucos y cuáles utilizas tú. ¡Estamos encantados de leerte!

Haz crecer tu negocio: ¡anúnciate con ONiAd!

Prueba nuestra herramienta de publicidad y gana visibilidad para tu empresa. ¡Regístrate GRATIS y empieza tu campaña!