« Índice de términos sobre marketing

¿Qué es copywriting?

El copywriting es una forma de escritura persuasiva con la que consigues que tus clientes o usuarios cumplan con el objetivo que tienes establecido. Esta comunicación la tienes que cuidar tanto en tus textos para redes sociales, en tu página web o blog o en los emails que envías. Es muy importante que cuides el copywriting ya que la comunicación es integral, refleja tu imagen de marca, ¡es cómo te muestras con tus clientes!

Si quieres que sea un lenguaje fresco y dinámico que consiga enamorar a tus clientes, mira el vídeo hasta el final porque te contamos los tips que nosotros utilizamos en nuestro departamento de comunicación y que realmente funcionan.

Además, si quieres saber más cobre copywriting, te recomendamos seguir a Maïder Tomasena, ¡una copywriter espectacular!

¿Cómo hacer copywriting?

  1. Lo primero que tienes que tener en cuenta es transmitir valor: de tu empresa, de tu producto y de tu marca hacia todos los usuarios. Esto es la premisa fundamental del copywriting, una vez que tienes el valor de tu empresa claro puedes pasar al siguiente paso.
  2. El siguiente paso es conectar con el usuario: tienes que ser capaz de emocionarle y de convencerle para que cumpla el objetivo que has establecido. Por ejemplo: fidelizar, captar nuevos clientes, hacer que se suscriban, que nos pidan más información o nos den sus datos de contacto.
  3. El tercer paso ya lo hemos hablado anteriormente en la Real Academia del Marketing, definir a tu buyer persona: además de saber cuáles son tus objetivos, tienes que tener muy claro quién es el receptor del mensaje que lanzas, así podrás adaptarlo. Analiza cuáles son sus necesidades y motivaciones para que cada uno de tus textos les den respuesta.
  4. Y por último, no te olvides de cuidar la redacción de tus textos:
    • Fija siempre la misma persona en tus textos. Por ejemplo en ONiAd siempre nos dirigimos desde “nosotros” hacia “vosotros” en todos nuestros textos.
    • Mantén el mismo tiempo verbal. Si quieres que el texto sea dinámico, debe mantener la misma estructura.
    • Haz una estructura clara y ordenada en tus textos. Empieza con una introducción, luego desarrolla el contenido y por último realiza una conclusión con toda la información que has dado para que al lector le quede claro.
    • Ve al grano. Los usuarios van en busca de información relevante y no quieren perder el tiempo con texto para hacer bulto. Da la información necesaria e importante.
    • Evita palabras negativas como “pero”, “tampoco”, “sin embargo”. Intenta sustituirlas por otras palabras para dar más alegría y cuerpo a tus textos. ¡Así, l percepción del lector es mucho más positiva!
    • No dudes. No utilices frases como “puede ser que…”, “podrías conseguir…”. Ve a lo seguro: “con nuestro producto consigues…”, “si haces esto tendrás…”. Confía en tu producto y en tu marca para que el lector lo perciba.
    • Evita utilizar gerundios. Transmite más fuerza un mensaje más personal, intenta sustituir el gerundio por otra forma verbal. Por ejemplo: “transformando el mundo desde 1996” cámbialo por “transformamos el mundo desde 1996” para llamar más la atención.
    • Haz preguntas con gancho a lo largo del texto. Cada dos o tres párrafos puedes introducir alguna pregunta, consigues mantener al lector entretenido y que interactúe aunque esté leyendo un texto estático.
    • Cuenta historias con tus textos a través del storytelling. Emociona y capta la atención del lector con tus textos, tienes que conectar, emocionar y convencer contando la historia que hay detrás de tus objetivos.

¿Cómo tienen que ser los títulos?

Los títulos de tus textos tienen que ser atractivos, cortos, que vayan al grano y enganchen. ¡Es muy importante que sean clickbait! Repasa este concepto en nuestro apartado de la Real Academia del Marketing sobre el clickbait.

Un buen título puede ser la clave para que alguien haga clic en tu artículo o no. Si quieres saber cómo hacer un buen título haz un test A/B, comprueba qué funciona qué no. Por ejemplo, manda dos correos con títulos diferentes a una pequeña muestra de tu base de datos y el que mejor funcione lo extrapolas al resto de la base de datos.

TIP EXTRA: No te olvides de revisar el contenido. No des nada por hecho y revisa la ortografía antes de publicar.

Y además mantén la autenticidad e identidad de tu empresa en todas tus comunicaciones.

Si tienes cualquier duda o pregunta, ¡no dudes en contactar con nosotros!