El marketing de contenidos o content marketing sigue acaparando la atención de los marketeros con más tablas del sector, ya que es un pilar básico en las estrategias de marketing online hoy en día.

¿Qué es el marketing de contenidos o content marketing?

¿Crear contenido de calidad que resulte interesante para tus clientes?

Por supuesto, pero hay que darle una vuelta para aprovechar al máximo todos los canales y formatos que nos permiten dar a conocer nuestra marca y generar conversiones a través del marketing de contenidos.

Es normal que quieras saber ya mismo cómo elaborar tu estrategia de content marketing e implementarla cuanto antes, así que…

¡Allá vamos! 🚀🚀

Marketing De Contenidos

Cómo elaborar tu estrategia de marketing de contenidos paso a paso

1. Investiga antes de diseñar tu estrategia: ¡Lánzate a la piscina, pero con flotador!

En los artículos sobre marketing de contenidos es muy común hacer hincapié en la importancia de investigar, analizar y planificar cada parte de tu estrategia y, aunque resulte la parte menos dinámica y creativa, es fundamental para alcanzar el éxito de la misma.

¿Por qué? Porque podrás saber qué es lo que tus clientes te están pidiendo a gritos y adaptarte a sus necesidades en cada momento. Antes de pasar a los siguientes pasos:

Investiga tu mercado y competencia: identifica palabras clave, qué tipo de contenidos funcionan bien y los formatos más populares.

Y por supuesto, ¡mejóralos!

Investigación Plan de Contenidos

2. ¿Qué quieres conseguir con tu estrategia de marketing de contenidos?

Para hacer un buen plan de marketing de contenidos, debes establecer objetivos claros, alcanzables y, sobre todo, medibles.

Es el momento de decidir si quieres potenciar tu imagen de marca mediante una estrategia de branding, captar clientes, posicionarte como un referente en tu sector, dar a conocer tus productos… Como ves, el abanico de posibilidades es bastante amplio, por eso te aconsejamos mirar siempre al mismo punto de referencia.

Además, debes tener en cuenta que el owned media (contenido propio) en la fase de descubrimiento de tu embudo de marketing es vital para afianzarte entre tus clientes: te lo explicamos en detalle en este artículo.

3. ¿Qué tipo de contenidos quieres difundir para alcanzar a tu público objetivo?

Cuanto más completa sea tu estrategia más posibilidades tienes de alcanzar a tu target, ya que contar con diferentes formatos te permite compartir el contenido en un mayor número de plataformas y canales. Deben alinearse con tus objetivos:

  • ¿Quieres posicionarte como un referente en tu sector?

Haz vídeos donde se potencie tu imagen de marca, crea un blog y posiciónalo mediante escritura SEO, diseña cursos, webinars o comparte infografías en tus redes sociales.

  • ¿Quieres dar a conocer tus productos o servicios?

Comparte sus ventajas, formas de uso y valor añadido a través de vídeo-tutoriales, whitepapers, Guías y PDFs descargables, cursos, e-books, envía Newsletters o publica artículos en el blog de tu web, entre muchos otros.

4. Según tu estrategia de marketing de contenidos, ¿qué canales puedes utilizar?

  • Redes sociales

¡Da bombo a tus contenidos en Twitter, LinkedIn, Instagram, Facebook, Pinterest y todas las demás!

Imprescindible: Crea un canal de Youtube.

Te permitirá fidelizar a los usuarios que se suscriban al mismo. Puedes crear listas de reproducción de diferentes temáticas, es una forma de conseguir varios objetivos simultáneamente. Por ejemplo, en una puedes explicar las propiedades y ventajas de tus productos, en otra lista puedes exponer los posibles usos y aplicaciones, y en otra lista puedes tener vídeos corporativos que refuercen tu imagen de marca.

Para que tus vídeos aparezcan en las primeras posiciones de Youtube cuando un usuario hace una búsqueda, presta atención al SEO al subir el vídeo, en las listas de reproducción y en la descripción del canal.

Canal de Youtube Contenidos posicionados
  • Blog y web

Crea artículos originales, que no se pierdan en temáticas quemadas y con mucha competencia y que sean siempre relevantes. Tanto tu blog como tu web, son tu escaparate en internet y una fuente de captación de tráfico y posibles clientes. ¡Préstales la atención que merecen!

  • Contenidos para tu blog: publica tus artículos y acompáñalos con infografías, vídeos, vídeo-tutoriales y todo tipo de contenido que marque la diferencia.
  • Contenidos para tu web: acompaña tus landing pages de imágenes propias, vídeos explicativos, Guías gratuitas en formato descargable como PDFs y contenido que, en general, aporte valor añadido a tu empresa, productos y servicios.

¿Sabes que si impactas con anuncios a los usuarios que ya han entrado en tu página web o blog es muy probable pasen de cliente potencial a cliente real? Haz una campaña de retargeting web, ¡es súper eficaz! Haz clic aquí, te va a encantar.

 

  • Newsletters

Si los usuarios que visitan tu página web o blog se suscriben a tu Newsletter realmente has conseguido captar su atención. Al enviarles emails de forma periódica sobre temas que les resultan interesantes, podrás fidelizarlos con mayor facilidad. Te recomendamos que incluyas artículos y enlaces a tu web y blog para incrementar las visitas y reafirmar su interés en tu negocio de forma continua.

También puedes elaborar campañas de email marketing e email retargeting efectivas que impulsen tus ventas, ¡sácales partido!

 

  • Canales de terceros

Blogs de tu sector, revistas digitales, foros, buscadores de cursos online, etc. Que tu contenido aparezca en páginas de terceros tiene grandes beneficios: por un lado, ser recomendado en sitios especializados te hace posicionarte como un referente en tu sector. También dirige tráfico directamente a tu web, por lo que se incrementa tu posicionamiento en buscadores.

5. ¿Puedes destinar parte del presupuesto a promocionar tus contenidos?

Si es así, puedes patrocinar tus contenidos en periódicos online: el “contenido patrocinado” es un formato publicitario discreto que no se percibe como publicidad a simple vista, por lo que suele tener buen rendimiento.

Esta opción también se puede llevar a cabo en redes sociales, por lo que sírvete de la publicidad en estas plataformas para lograr un mayor impacto: los anuncios en Facebook, LinkedIn o Twitter te permitirán alcanzar a tu target y facilitar que interaccionen con tu negocio.

Si quieres dar en el clavo y buscas impactar con anuncios a los usuarios que ya se han familiarizado con tu contenido, te recomendamos que implementes campañas de retargeting, tanto web como email.

6. Planifica e implementa tu estrategia de marketing de contenidos

Es fundamental que tu Plan de marketing de contenidos cuente con un calendario orientativo, tanto para generar como para compartir el contenido que vas creando. Tener un planning no implica que no puedas ser flexible: realiza investigaciones de vez en cuando para estar siempre en la cresta de la ola y que tu contenido sea pionero y novedoso (pero asegura primero munición en la recámara).

7. Da seguimiento a tu estrategia de marketing de contenidos

Establece tus KPIs o indicadores de rendimiento y contrólalos de forma periódica para poder implementar mejoras de forma constante.

También te recomendamos que cuando compartas tu contenido, etiquetes con códigos UTM tus enlaces o URL.

Así, al analizar el tráfico web en Google Analytics podrás saber qué contenidos, medios y canales funcionan mejor. En este artículo te explicamos cómo utilizar los códigos UTM para analizar el tráfico de tu web.

Por qué debes implementar una estrategia de marketing de contenidos

Una estrategia de marketing de contenidos que tenga buen rendimiento te permite:

  • Posicionarte como una autoridad relevante en tu sector.
  • Generar confianza y afianzar tu imagen corporativa.
  • Captar la atención de tus posibles clientes y enganchar a los que ya lo son, ¡crearás una comunidad en torno a tu marca!
  • Formar a tus clientes potenciales y guiarlos por las diferentes etapas del embudo de marketing hasta que efectúen la compra o tu acción objetivo.
  • Dar a conocer al detalle tus productos y servicios: pon en valor sus ventajas frente a las de la competencia.
  • Impulsar tus ventas y fomentar la recurrencia.