Si estás buscando diferenciar tu página web del resto, te interesa conocer las claves para escribir SEO y posicionar correctamente tu página web. Hacerla más atractiva, interesante y, sobre todo, visible en la red, es fundamental para colocarte en una posición dominante en tu sector. En la búsqueda de este logro, la redacción es uno de los puntos clave. La escritura SEO es una de las aptitudes que más se demanda a los profesionales del marketing y la comunicación, por lo que aumentar tus conocimientos en este campo seguro que puede ayudarte. En este post te explicamos cómo puedes llevar tu página web a las primeras posiciones de los buscadores.

1. Planifica tus keywords o palabras clave

La base de toda buena estrategia de posicionamiento en buscadores es la utilización de palabras clave o keywords. Llegar a usarlas correctamente no es fácil y requiere de mucha práctica, por ello, aquí te damos una serie de consejos y herramientas que te van a facilitar mucho esta tarea.

La mejor manera de empezar es ayudarte de una serie de herramientas (muchas gratuitas) que te facilitarán mucho las cosas a la hora de determinar las palabras clave para redactar contenido. Algunas que nosotros solemos utilizar son:

  • Übersuggest
  • Answer the public
  • Adwords Keyword Planner
Planificar Keywords

¡Truco! Para tener todas tus keywords organizadas, crea un archivo Excel donde las vayas ordenando por temática, así siempre las tendrás a mano y poco a poco habrás creado tu propia base de datos de palabras clave. Te facilitará el trabajo para tus posts futuros.

Dentro de las palabras clave hay diferentes categorías, la más interesante es el long tail. La “larga cola” son aquellas búsquedas que se realizan en los buscadores de manera más natural, por ejemplo: “comprar zapatos baratos en Zaragoza”. Estas tienen un ratio de conversión mucho más alto y es por ello que merece la pena encaminar el SEO a ellas. Te servirá para generar volúmenes de tráfico más pequeños pero muy dirigidos.

2. Haz un título que enganche

El título es lo primero que van a leer tus usuarios, ¡sé creativo! Deja volar tu imaginación y escribe un título con gancho, que incite a seguir leyendo y que atraiga. Recuerda que, como tú, hay muchas personas escribiendo sobre el mismo tema, busca la manera de diferenciarte.

Si consigues que el título de tu post despierte la curiosidad de los lectores, los clics serán mucho más altos y seguramente se quedarán leyendo el contenido tan interesante que has hecho para ellos.

Respecto a la extensión, Google muestra unos 50-70 caracteres, por lo que intenta ajustarte a esta medida para que se muestre entero.

3. Sigue una estructura lógica

Como en todo texto escrito, la estructura debe ser clara y el contenido debe estar ordenado. Si tu post sigue una estructura lógica será mucho más fácil de leer, lo que hará que el abandono sea menor.

Además, es muy importante utilizar una buena estructura de títulos y subtítulos, que en SEO son las etiquetas H1, H2, H3… Se añaden en las páginas y los posts y ayudan a los buscadores a comprender cómo está ordenada la información. Por ejemplo, H1 corresponde al título de la página/post, por lo que solo habrá una de estas etiquetas en tu texto.

H2 corresponde a los subtítulos, diferencia los apartados en los que te interese organizar la información para que sea legible y comprensible. H3 corresponde a los subtítutlos que van dentro de los subtítulos. Es fundamental utilizar estas etiquetas en orden natural, es decir, nunca utilizaremos una H3 si previamente no hemos utilizado una H2 en la que englobarla.

Intenta equilibrar el uso de los subtítulos. Reflexiona si son necesarios para hacer más clara la comprensión y solo usa los relevantes para el texto. Si no lo son, pierden su función y logramos la contraria: hacen más difícil seguir el hilo de los post y páginas.

4. El contenido manda

El contenido es el rey. Por muy bien que esté tu página web o que hayas planificado tus palabras clave de manera excepcional, si el contenido que ofreces a los usuarios no es atractivo, nunca vas a poder posicionar correctamente.

Dedica tiempo a investigar y recabar información para ofrecer un contenido de calidad a tus usuarios. Las páginas y los posts sencillos de leer y útiles son valorados muy positivamente por los buscadores y, lo que es más importante, atraen a los usuarios. Da la información que te gustaría encontrar como usuario en función al interés y uso que pueda aportar.

Contenido

5. Adapta tu lenguaje

Para poder llegar a tu público objetivo, tus páginas y posts deben estar escritos teniendo siempre a tu target en el punto de mira. Por ejemplo, si tu negocio está enfocado al ocio juvenil deberás emplear un lenguaje fresco y que atraiga a consumir tu oferta. En cambio, si te dedicas a la tecnología B2B quizá puedas permitirte usar términos más técnicos y argumentos más trabajados.

Aquí te será de gran ayuda la búsqueda de keywords que habrás realizado previamente, ya que sabrás los términos que se están utilizando para buscar el tema. Esto te dará una pista para determinar la forma en la que debes dirigirte a los usuarios.

¡Busca a tu público y dirígete a él!

6. Controla la extensión

No existe una extensión ideal para un post, pero sí que es cierto que los que son un poquito largos, posicionan mejor: 1000-2500 palabras.

¿Cómo decidir cuántas palabras debe tener tu post? Fácil, tienes que empatizar con tu usuario.

No debes olvidar nunca que los contenidos que escribes son para que los lean las personas que están buscando información sobre ese tema. Por lo tanto, la extensión dependerá del tema que quieras tratar y el posicionamiento que busques. No es lo mismo lo que puedes escribir sobre comprar coches, que sobre comprar coches deportivos rojos de tres puertas en Zaragoza.

Una buena manera de controlar que la extensión de tu post es adecuada, es calcular el tiempo que se tarda en leerlo. Si casi te duermes, quizás hay que acortarlo.

7. Optimiza las imágenes

Las imágenes son una parte esencial de una página web y hacen que los posts resulten mucho más atractivos. Recuerda que también debes optimizarlas para que favorezcan tu posicionamiento web. En ONiAd te damos unos trucos muy sencillos que te ayudarán a mejorar tu estrategia de SEO a través de las imágenes.

Imagenes SEO

En primer lugar, las imágenes que vayan a aparecer en tu página, deben de estar cuidadas, tener relación con el tema del que estés hablando y tener buena calidad. ¡Pero atento! Su tamaño no debe de ser muy grande, recomendamos que no ocupen más de 100 kb, ya que eso aumentaría el tiempo de carga de la página.

Otro aspecto a tener en cuenta es el nombre del archivo de la imagen, este puede aparecer en la URL de la misma, por lo que si el nombre describe lo que hay en la imagen, los buscadores lo van a tener mucho más fácil para comprenderla. Los nombres deben estar escritos en minúsculas y sin acentos y utiliza guiones para la separación de palabras.

Íntimamente ligado a este aspecto, está el Alt Text o texto alternativo. Este concepto es el más importante en el SEO de imágenes y debe describir de forma breve, sencilla y clara lo que aparece en la imagen, además es un punto a tu favor que aparezca la palabra clave en él.

Por otro lado, incluir una leyenda debajo de las imágenes también te puede resultar de ayuda. Los usuarios que accedan a tu página a través de una imagen y vean la leyenda pueden estar interesados en el tema que se trata.

Si sigues estas pautas tan sencillas, ¡las imágenes de tu página ya estarán preparadas para triunfar!

8. Las etiquetas meta

Dentro de una buena estrategia SEO, no pueden faltar las meta tags. Las etiquetas meta o meta tags son fragmentos de código HTML que se insertan en las páginas web para que los motores de búsqueda puedan leerlas. Estos proporcionan información sobre la página en forma de metadatos.

En la práctica, las meta etiquetas contribuyen al posicionamiento orgánico de la web, al CTR y también son lo primero que ven de la misma los usuarios que realizan una búsqueda. Por eso es muy importante que las utilices correctamente.

Las más básicas que debes conocer son la meta-title y la meta-description.

La etiqueta meta-title hace referencia al título de la página. Este aparece tanto en la pestaña del navegador, como en los resultados del buscador. Lo más común es que aparezca el título de la página o post y el propio nombre de la página web.

¡Truco! Los títulos cortos y atractivos atraen más visitas. También debes saber que Google puede cambiar el orden de las frases, así que no te asustes si no lo ves justo como tú lo habías escrito.

Por otro lado, la etiqueta meta-description ofrece a los buscadores un resumen del contenido de la página. Estas descripciones se utilizan en los resultados de las búsquedas de los usuarios, por lo que es importante añadirlas en todas las páginas. Se recomienda utilizar un par de frases cortas de unos 115-155 caracteres que resuman de manera clara lo que contiene la página o el post, así como optimizarlo para las búsquedas en dispositivos móviles.

¡Pero ojo! Google puede elegir en lugar de la meta-description, un fragmento del texto de la página si coincide mejor con la búsqueda que ha realizado el usuario.

9. Cuida la URL

Por último, una vez que tu post está redactado, antes de publicarlo debes tener en cuenta cómo va a ser la URL que dirigirá a él. Aquí te damos varios tips para modificar tu URL que harán que tu contenido posicione mucho mejor:

  • Tu URL no debe ser muy larga. Elimina las conjunciones innecesarias y palabras que no aporten valor. Cuanto más corta y concisa sea, mejor.
  • Tiene que aparecer la palabra clave.
  • Que no contenga muchos niveles. Por ejemplo: oniad.es/guías-y-herramientas/escribir-post-seo. Esto serían dos niveles. Preferiblemente, en el caso de los posts, lo ideal es que aparezca en primer nivel.

10. Atrévete con otros formatos

Recuerda que tienes que entretener a tus usuarios y ofrecerles cosas diferentes. ¡No tengas miedo de cambiar!

Puedes ofrecer información a través de diferentes formatos de una manera mucho más creativa y fresca. Por ejemplo, mediante vídeos, infografías, presentaciones… puedes complementar genial un post y ofrecer algo que la competencia no está haciendo. Estos formatos también te permiten transmitir mejor tu identidad y mensajes, ya que cuentas con el lenguaje audiovisual además del escrito. ¡Potencia tu posicionamiento con la integración de contenidos diferentes!

Después de todo, redactar en SEO se trata de responder a las preguntas e inquietudes de tus usuarios de la mejor forma posible, incluso de adelantarte a las cuestiones que les puedan surgir. Consiste en aportar lógica, contenido innovador y diferencial. Más fresco, más profundo… dependiendo del sector, del contexto en el que te muevas. Analiza tu papel y el de tus competidores antes de ponerte a ello: solo con un esquema del escenario en el que te desenvuelves lograrás dirigir correctamente tu actividad y mensajes.

Con las claves que te hemos propuesto y una pizca de creatividad, puedes ofrecer a tus usuarios un contenido que te haga posicionar tu página y triunfar.