¿Y si pudieras tener a mano un dispositivo para estar aún más cerca de las personas mayores de tu familia y saber si tienen algún problema? Neki ha hecho realidad ese sueño y nosotros hemos entrevistado a Rafa, CEO de la empresa, para que nos cuente cómo nació su proyecto.

– Aunáis tecnología y RSC, ¿qué es para ti Neki?

En Neki empleamos la tecnología para ayudar a las personas. En nuestro caso intentamos aportar tranquilidad, autonomía y seguridad a personas mayores  o a personas que tienen algún familiar con Alzheimer. ¿Por qué creamos este proyecto? Porque este tipo de personas suelen desorientarse incluso en lugares familiares y además es algo habitual, por eso hemos desarrollado localizadores escondidos.

– Queremos conocer la historia que hay detrás, ¿cómo ha evolucionado NEKI hasta el día de hoy?

Empecemos por cómo nació Neki. Yo estaba estudiando en la universidad de Zaragoza y vinieron a darnos unas becas de Telefónica Talentum Startup. Apliqué, me seleccionaron y fui uno de los ganadores a nivel nacional. Además también me aceptaron en el programa Spin Up de la Universidad de Zaragoza, en el que dan formación empresarial, y ganamos algunos premios más. Fue a raíz de estos acontecimientos por lo que nos dimos cuenta que nuestro proyecto tenía sentido.

La idea inicial fue presentar un proyecto que solucionara algún problema de la sociedad, la cual fue alimentada por mis padres; ellos son maestros y  me decían “vamos mucho de excursión, no te imaginas lo grave que sería si perdiéramos a algún niño”. Para solucionarlo, diseñamos un dispositivo de localización y lo orientamos para los niños de los colegios. No funcionó en esos momentos, a los colegios que entrevisté les gustó la idea, pero no estaban dispuestos a pagar.

Decidimos cambiar de enfoque y nos redirigimos a padres y madres con el objetivo de que pudieran encontrar a sus hijos si se perdían. Tuvo buena aceptación y además, nos dieron la idea de emplear estos localizadores para personas mayores. Nos contaban historias personales de pérdida de mayores o de desatención ante caídas e imprevistos por no saber cómo y dónde se encontraban.

En ese momento descubrimos ese nicho de mercado al que nos dirigimos hoy y lanzamos el primer reloj para gente mayor. ¡Empezamos a vender mucho más!

– Tenemos una duda, ¿cómo funcionan los localizadores? ¿Es necesario que la persona que lo lleva “haga algo” (encienda el dispositivo, pulse algún botón…)?

No, la persona mayor simplemente tiene que llevar encima nuestro reloj, cinturón, monedero o colgante y la tecnología hace el resto. Los familiares, desde su teléfono móvil, pueden saber dónde está, el recorrido que ha realizado o crear zonas de seguridad (por ejemplo: residencia, parque, barrio y ciudad; y si sale de esas zonas se activa una alarma).

Por otra parte, las personas mayores cuentan con la opción de pulsar un botón de socorro si se sienten perdidos, desorientados o tienen cualquier tipo de problema.

– ¿Cuando comenzasteis llevasteis a cabo algún tipo de acción publicitaria para daros a conocer?

Si y ahora también. ¡Si no te conocen no llegas a ningún lado! Por eso, desde el principio hemos llevado a cabo acciones de marketing online con Facebook y Google. Un año también contratamos una agencia de comunicación y habitualmente vamos haciendo distintas campañas offline y donde siempre hemos invertido más es en publicidad digital.

– ¿En qué ideas o referencias os basais para diseñar vuestra cartera de productos?

En el feedback de los propios usuarios. El reloj era lo que más se vendía, pero cada familia es un mundo y no todos querían un reloj. Gracias a los comentarios y sugerencias como “¿no tenéis algún tipo de cinturón?” o “¿Disponéis de algún objeto más femenino?”, nos dimos cuenta de que existían otras necesidades.

– ¿A día de hoy como se configura vuestro equipo?

Ahora estamos 3 socios fundadores: Yo, con la parte de negocio, Nacho con operaciones y Raúl como CTO.

El resto del equipo está compuesto por una persona de administración, otra que ofrece un servicio de atención en cliente, una community manager, dos desarrolladores, una persona de negocio en Italia, otra encargada del negocio en Suecia aquí y un diseñador en Andalucía que trabaja en remoto.

– Por lo que nos cuentas, ¿podemos entender que estáis apostando por la internacionalización?

Sí, en Italia empezamos a tener nuestras primeras ventas en septiembre del 2018 y contamos ya con 66 clientes; y en Suecia vamos a lanzar este año nuestras primeras campañas. A lo largo de este año también pensamos apostar por más países de Europa por su proximidad.

– ¿Cómo os habéis dado a conocer en esos países?

No hemos hecho publicidad. Es curioso porque todos los B2B siempre han venido a nosotros, sin necesidad de realizar ninguna campaña de búsqueda de clientes.

– ¿Cómo os diferenciáis en el mercado?

De las pocas empresas que llevan a cabo nuestra misma actividad comercial, nosotros somos los únicos en tener ese servicio postventa telefónico y aportamos valor en el trato tan cercano que le damos a nuestros clientes. Sabemos que la mayoría no son muy tecnológicos y queremos darles el mejor servicio posible.

Por otra parte, somos los únicos en tener dispositivos para perfiles distintos y además siempre intentamos que no sean estigmatizantes, es decir, que cada persona lo lleve porque le gusta y no porque sea una obligación o necesidad por su edad.

– ¿Qué metas tenéis en mente?

Nuestra intención es convertirnos en referentes de las personas mayores en cuanto a tecnología. Ahora estamos centrados en dispositivos de localización y estamos preparando nuevas soluciones en ese ámbito. La tecnología está muy avanzada y hay otras grandes marcas que podrían empezar a diseñar dispositivos parecidos (supongo que todo llegará), por eso queremos diversificar nuestra cartera para estar preparados.

– Como curiosidad de nuestra generación, ¿cómo transmitís la confianza de que vuestro producto va enfocado al uso por personas mayores y no a otro tipo de localización?  

Al final es lo de siempre: la tecnología no es ni buena, ni mala, sino que es el uso que le demos como sociedad. Por ese motivo, toda la publicidad la orientamos a familias que tienen esa necesidad de que contar con un miembro de la tercera edad y evitar que se caiga y nadie le auxilie o se pierda. Por ejemplo, en nuestro reloj se ven claramente  las antenas, el micrófono… y una persona joven se daría cuenta seguro de que tiene algo especial.

– ¿Cómo enfocáis vuestra imagen de marca?

Exteriormente damos mucha importancia al servicio post venta porque sabemos que la tecnología no es fácil para todo el mundo, a la calidad del producto y a las garantías de devolución o cambio. Internamente tratamos muy bien a los miembros de nuestro equipo. Creemos firmemente que es muy importante el cliente, pero lo primero somos nosotros. Porque si como equipo estamos bien, podremos darle al mundo lo mejor.

– ¿Mantenéis algún tipo de contacto con otras organizaciones o asociaciones?

Ya hay unas 50 asociaciones que nos recomiendan. ¡Podéis ver el mapa con las ubicaciones en nuestra web! Tenemos una lista de las 300 asociaciones que existen en España y para este año nuestro objetivo es contactar con 50 más: enviándoles información sobre los dispositivos, promociones, llamándoles, cocreando PDF’s para personas de la tercera edad, etc.

Haz crecer tu negocio: ¡anúnciate con ONiAd!

Prueba nuestra herramienta de publicidad y gana visibilidad para tu empresa. ¡Regístrate GRATIS y empieza tu campaña!