Si hay una clave del éxito que ejemplifica Demium es emprender con pasión.

La organización comenzó en Valencia en 2014 y ahora están presentes en 8 países donde tienen 12 incubadoras de proyectos. Han aprendido de los errores, y así, se han hecho especialistas en los don’ts más que en los do’s. Es importante saber donde no hay que meterse.

Nos cuentan su visión del ecosistema startup, los proyectos tan chulos que tienen y además, Álvaro Callejo nos desvela algunos de sus retos para el 2020 en exclusiva para ONiAd. ¡Sigue leyendo!

Demium

Marca empresa y marca personal:

¿Es hoy Demium lo que Jorge Dobón quiso construir cuando la empezó a idear y desarrollar?

Hay una frase que comentamos a menudo y que un inversor dijo en su día: “yo confío en Jorge porque lo que dijo que haría, lo ha hecho y porque lo que dice que quiere hacer, lo hará”. Así que conociendo a Jorge, mi opinión es que sí.

Jorge empezó solo. Tenía claro lo que quería hacer. Ha sabido transmitir muy bien los valores. Su idea de incubadora global es lo que ahora mismo es Demium, dar oportunidades a la gente que quiere emprender.

¿Cómo se complementa la marca Jorge con la de Demium?, ¿qué aporta una a la otra?

Jorge es Demium en esencia pura. Nunca lo veréis sin una sudadera o una camiseta de Demium. Jorge posee una complementación clara en términos de pasión. Si algo define a Jorge es la pasión por lo que hace y el emprendimiento.

Emprender es algo duro y  él lo sabe desde que comenzó con su primera compañía. Jorge es capaz de transmitir su pasión a los nuevos emprendedores, a los inversores y al propio equipo.

Se dice que en empresas relativamente jóvenes suele tener más fuerza la marca personal que la marca empresa, ¿es así en el caso de Jorge y Demium?

Sí. Evidentemente todo ha ido evolucionando. Tanto Jorge como Demium han ido creciendo y se han ido enriqueciendo de los diferentes factores externos. Jorge ha sabido modular su discurso y adaptarse a la dirección y crecimiento de Demium.

Demium – valores y futuro:

¿Cuáles son las 3 características claves que debe poseer un emprendedor?

Es difícil definirlo solo con 3 palabras. No hay un emprendedor modelo, depende del business model, del proyecto que estás desarrollando… Sin embargo, todo emprendedor debe ser una persona atrevida, tiene que tener la capacidad de asumir de manera constante riesgos; también debe ser una persona poco conformista, los emprendedores adquieren continuamente nuevos riesgos y nuevos challenges, por lo que si no eres ambicioso y no tienes ganas de mejorar día a día, es complicado seguir el ritmo de vida de las startups. Como última característica es clave el compromiso con el proyecto. Todo emprendedor tiene que tener claro por qué decide emprender, cuáles son los motivos que le llevan a hacerlo y entender que es una lucha constante, por ello es necesario el compromiso con el proyecto. Emprender conlleva mucho tiempo y sacrificio por ello es importante la implicación, ver si es el momento de emprender un proyecto.

¿Cuál es el proyecto más innovador que habéis llevado a cabo desde Demium?

Tenemos más de 150 proyectos en desarrollo y más de 500 emprendedores en nuestras 12 incubadoras. Actualmente hay muchos y diferentes proyectos desarrollándose. Tratamos de ser disruptivos en la tecnología que empleamos.

Tenemos casos como Trazable, una solución blockchain para generar un registro alimentario único en la cadena de abastecimiento; Icommunuty, que ofrece soluciones para medianas y grandes empresas en base a blockchain en diferentes verticales; What The Food, en la que estamos trabajando actualmente y que ha desarrollado una cocina robotizada que permite la producción de múltiples platos sin interacción humana.

¿Tenéis actualmente algún nuevo proyecto entre manos del que nos podáis hablar?

Son muchos los proyectos en los que trabajamos. Uno de los más interesantes es RecoShelf, en Europa del Este. Es un proyecto que utiliza la inteligencia artificial y la computer vision enfocado al retail tech. Desde RecoShelf, gestionan soluciones de forma innovadora, así por ejemplo, permite a los supermercados tener acceso a analítica en tiempo real, a la vez que son capaces de hacer recomendaciones o planteamiento en base a estrategias como las mejores horas para posicionar los productos.

3 retos de Demium para 2020:

  • Consolidarnos como agente catalizador del talento emprendedor en Europa, queremos ser los número uno atrayendo el mejor talento.
  • Ser capaces de demostrar que nuestro proyecto es escalable internacionalmente. Que somos capaces en 6 meses o en el periodo de un año máximo de empezar a transformar el ecosistema innovador de países que están ganado tracción y están en proceso de madurez y revolución tecnológica.
  • Que nuestras empresas de Portfolio sigan creciendo como lo hacen y generen valor de manera directa e indirecta. Que generen valor para los accionistas, para ellos mismos como emprendedores, pero sobre todo, en el entorno en el que trabajan, generen valor para las compañías con las que colaboran, para sus clientes y sus trabajadores. En definitiva, seguir construyendo una gran familia de Demium.

¡El éxito de Netflix!

Sobre Demium:

Tal y como escribís en vuestra página web, ¿por qué el monopolio de Silicon Valley es cosa del pasado?

En los 2 últimos años nos hemos focalizado en la a apertura internacional. Desde Demium nos estamos trasladando poco a poco a nuevos mercados emergentes. Buscamos identificar el talento venga de donde venga.

Esto está ligado a Silicon Valley y otros mercados punteros como pueden ser Singapur o Londres. En estos mercados hay mucha competencia, los mercados están sobresaturados, hay muchos perfiles de emprendedores, gran cantidad de modelos de negocio desarrollándose, los precios de contratación son elevados…

Por ello, tras detectar estos factores, desde Demium buscamos trasladarnos a lugares y mercados que aún están por explotar y tienen un gran potencial de emprendimiento. Mercados donde hay una semilla para generar un ecosistema y comenzar a innovar. Ponemos el foco en países como Bielorrusia, Ucrania o Grecia, lugares donde hay talento emprendedor sin explotar. Son zonas en las que podemos generar un arbitraje y conectarlo con entornos que mueven más cantidad de capital, como Silicon Valley o Londres.

¿En qué os diferenciáis de otras incubadoras y aceleradoras de empresas?

Principalmente respecto a España, nuestra idea era generar una incubadora que se saliera de los estándares establecidos.

En España había dos modelos. El modelo “aceleradora” y el modelo “venture builder”. El primero se encarga de acelerar un proyecto ya existente, mientras que el segundo está enfocado a desarrollar nuevas ideas mediante la contratación de emprendedores.

Con estos dos tipos de modelos en España quisimos innovar. Por ello, decidimos empezar por una vía novedosa y definimos nuestro modelo de negocio como pre-idea pre-team incubator. Nosotros buscamos talento emprendedor allá donde esté. Damos un paso atrás, vamos a la raíz del asunto, llegamos hasta el emprendedor.

¿En qué consiste vuestro modelo de negocio pre-idea pre-team incubator?

Desde Demium investigamos el mercado y vemos qué tipo de negocios pueden ser potenciales en los diferentes mercados. También, buscamos a los emprendedores estén donde estén.

Por lo tanto, creamos ideas de negocio que están validadas y estudiadas, abrimos estos proyectos a nuestra red de inversores y finalmente, creamos equipos competentes a través de la selección de perfiles profesionales y emprendedores.

¿Cómo lleváis a cabo la validación de ideas y nuevos proyectos?

Tenemos una parte de análisis que es humana y otra parte que es tecnológica. Llevamos 1 año haciendo investigación y análisis de aquellos sectores que son punteros y tienen alto potencial. Son análisis muy personales de los diferentes sectores.

Una vez que conocemos qué tipo de negocio tienen un alto potencial de rentabilidad y éxito, buscamos información de empresas que están llevando a cabo esa actividad con amplias garantías. De esta manera podemos saber cuáles son los posibles puntos fuertes y puntos débiles que nos podemos encontrar en ese sector y mercado. Finalmente, después de todo una amplia recogida de información vemos en qué incubadoras de Demium puede funcionar mejor este tipo de negocios.

¿Cómo es el ciclo de las startups en Demium?

Tenemos 2 fases en Demium. Una primera fase de incubación y una segunda fase ya en portfolio.

En Demium somos cofundadores de todas las compañías, por ello buscamos alcanzar el máximo seguimiento en cada proyecto.

Desarrollamos proyectos a partir de una única idea. La fase de proyecto suele durar un periodo de 6 meses, los cuales pueden llegar a alargarse hasta 9 meses. En esta fase, hacemos un seguimiento diario del proyecto para que éste sea escalable y asumible a lo largo del tiempo. Para ello, el equipo de proyecto trabaja con el Hub local a través de reuniones y trabajo conjunto en el mismo espacio.

Una vez que han pasado estos primeros meses, la compañía se constituye. En este periodo se trabajan cuestiones más estratégicas y la fase portfolio comienza a desarrollarse. Es ahí cuando intentamos que el proyecto crezca lo máximo posible.

Buscáis personas con talento, ¿cómo lleváis a cabo ese proceso de selección?

Cada Hub va de la mano del equipo marketing. El talent manager es la figura de Demium que se encargar de evaluar los futuros perfiles de la empresa. Esta persona busca perfiles de profesionales con talento, compromiso y valentía.

¿Por qué buscáis ese tipo tan específico de personas?

Buscamos a este tipo de personas porque son los perfiles que cumplen las características indicadas para enfrentarse a problemas reales y conseguir desarrollar ideas de negocio.

¿En qué cosiste vuestro programa “Th_prxgramme”?

Demium Startups

Th_prxgramme es el programa que desarrollamos durante 6 meses con las compañías. Es un programa estandarizado y adaptado a los diferentes modelos de negocio.

Son 6 meses que se dividen en 3 bloques de trabajo continuo. En este periodo se analiza si la idea de negocio sería aceptada por los clientes potenciales, se hacen números para ver si el negocio podría ser rentable ahora y en el futuro, y finalmente, vemos si el negocio es invertible.

En todo este proceso hay muchos mentores y agentes del ecosistema que se relacionan con el equipo del proyecto para formarlos en los aspectos básicos de la futura compañía.

¿Y las jornadas AllSatrtup Weekend?, ¿qué se hace durante esos 3 días?

El fin de semana AllStartup es un periodo de 3 días (de viernes a domingo) donde los candidatos seleccionados participan en diferentes talleres.

El primer día todos los participantes se conocen. Hacemos actividades de networking para que todo el mundo se relacione con el mayor número de personas posibles. Además, tenemos una app. En esta aplicación los asistentes evalúan a sus compañeros en función de las conversaciones y las actividades que han realizado conjuntamente. Estas puntuaciones nos permiten desde Demium hacer equipos donde las personas encajen perfectamente y puedan trabajar de manera satisfactoria en el proyecto durante el fin de semana.

Al final del primer día hacemos los equipos y les damos a cada uno de ellos 10 ideas de proyecto en las que trabajar. Cada equipo debe seleccionar una idea y desarrollarla durante el fin de semana. Los miembros de Demium y los diferentes coachs asesoran y ayudan a enfocar el proyecto a los diferentes equipos.

Finalmente, el domingo tiene lugar la presentación y evaluación de los proyectos por parte de un jurado profesional. Los ganadores tienen acceso directo a nuestro programa de Demium, después, también cabe la posibilidad de elegir a aquellas personas o perfiles que han demostrado tener potencial durante el fin de semana.

Tras la selección y el AllStartup Weekend, el grupo ganador y los candidatos seleccionados acceden al programa de incubación de 6 meses, ¿en qué consiste este proceso de 6 meses que brinda Demium?

El equipo ganador tiene acceso directo a nuestro programa de incubación. Estos 6 meses se convierten en un periodo de acompañamiento. Desde Demium les ayudamos en cada fase de su proyecto. Durante las dos primeras semanas desarrollan su idea de negocio. Después, comienzan con un programa intensivo de capacitación para que logren alcanzar su objetivo de la manera más rápida y productiva posible. Esto incluye lecciones de estrategia, modelado de negocios, ventas, marketing, financiación…

¿Cuáles son las siguientes fechas de los próximos AllStartup Weekend?

  • 24 de enero en Minsk.
  • 31 enero en Barcelona, Atenas y Benidorm.
  • 7 febrero en Lisboa y Madrid.
  • 21 de febrero en Kyiv.
  • 28 de febrero en Valencia.

Una vez lanzada la startup, ¿cómo es la relación y apoyo de Demium con sus Demium Alumni?

Una vez que se constituye la compañía, el Hub trabaja con ellos pero de manera más distante. Sin embargo, desde Demium seguimos estando allí, a su lado en lo que nos necesiten porque como cofundadores de todos los proyectos, queremos ser la primera persona a la que llame el emprendedor cuando tenga algún problema.

Las estadísticas muestran que solo el 30% de las startups sobreviven el primer año de vida y vosotros tenéis un ratio de superviviencia del 70%, ¿cómo consigue Demium darle la vuelta a este porcentaje?

Hay una gran parte de trabajo previo como buscar las ideas con los cofundadores, ver en qué mercados se puede invertir… Al final, si no tienes un conocimiento en el sector, puedes llegar a realizar un proyecto que no sea invertible. Por ello, a través de todo nuestro estudio de mercado evitamos muchos problemas.

Nosotros, más que especialistas en el “do”, hemos ganado experiencia con los “don´t”, aquello que no debe hacerse. Con la eliminación de riesgos ganamos mucho para las futuras compañías.

¿Cuál es el error más común o frecuente que suelen cometer las personas al desarrollar una idea de negocio?

Elegir a los cofundadores. Muchas veces eligen a gente de su entorno. No piensan en necesidades futuras de la compañía.

¿Cómo es el ecosistema de las startups españolas actuales?

El ecosistema empieza a ganar profesionalidad. Hace 5 años la competencia era menor, había menos proyectos. Ahora hay muchos más perfiles profesionales. La media de edad de estos profesionales es de 35 años, por lo que los emprendedores tienen un background mayor.

Nos hemos hecho mayores como ecosistema lo que nos da la capacidad para luchar contra ecosistemas más competitivos. Aún no hemos llegado al nivel de competencia de mercados top como Berlín, París, Millán o Londres. Estamos en el punto medio. Es simplemente cuestión de tiempo, capital, mejores proyectos y profesionalidad.

¿Y las startups valencianas?

Las startups más antiguas de nuestro portfolio proceden de Valencia. En Valencia nacimos y seguimos teniendo un gran impacto. Es una zona con un gran componente comercial.

Valencia se comienza a colocar como tercer Hub de incubación en España. Atraemos más talento internacional. Antes las personas solo pensaban en ciudades como Barcelona o Madrid, sin embargo, ahora, muchos profesionales internacionales están viendo Valencia como un lugar idóneo para comenzar a desarrollar su negocio.

Expansión:

Estáis presentes en 8 países y tenéis 12 incubadoras en ciudades como Valencia, Madrid, Budapest, Lisboa… ¿Cómo abordáis la internacionalización desde Demium?

Comenzamos la internacionalización hace un año y medio aproximadamente. Por las buenas condiciones de la compañía y buen trabajo del equipo de expansión encabezado por Meritxel Molina nos ha permitido crecer rápido en los diferentes países.

La internacionalización no es un proceso estático, es un proceso dinámico. Necesitamos entender cómo funcionan los ecosistemas y sus emprendedores. Tras las diferentes investigaciones fuimos poco a poco abriendo en diferentes países hasta llegar al punto de hoy en día donde contamos con 12 incubadoras en 8 países diferentes.

El 10% de nuestro portfolio es internacional. Trabajamos también fuera de la Unión Europea donde hay gran potencial.

¿Tenéis pensado abrir nuevas incubadoras en otras ciudades?, ¿cuáles?

Nuestro objetivo eran 8 países para este año. Somos cautos, queremos ir viendo su evolución, para así entender perfectamente el proceso de expansión en los diferentes países.

En 2020 nos gustaría abrir incubadoras en aquellos lugares donde no hay un ecosistema top de emprendedores, es decir, en aquellos territorios donde el potencial profesional y técnico aún esté por desarrollar. Seguramente repetiremos en Europa del Este, e incluso abriremos alguna incubadora en Latinoamérica, pero aún no está nada confirmado.

Como marca e incubadora internacional de empresas, ¿qué labores de comunicación lleváis a cabo para alinear todas las acciones de comunicación e imagen de la empresa?

Los departamentos de calidad y marketing se encargan de la red interna de comunicación del equipo de Demium. De esta manera todos los trabajadores y miembros transmitimos el mismo mensaje con los mismos valores.

También, intentamos hacer mucho partnership con empresas locales. Las relaciones y acuerdos con las personas del ecosistema son fundamentales, pues entienden nuestra perspectiva y prescriben Demium como otro agente más.

¿Qué relevancia y trabajo conlleva la publicidad de una marca internacional como la vuestra?, ¿difiere cómo se trabaja a nivel nacional e internacional?

Procuramos que no difiera. Tratamos de entender las diferentes culturas a las que nos dirigimos, pero manteniendo nuestra visión, valor y forma de trabajar.

Nuestra forma de trabajar define las decisiones que tomamos y por lo tanto define qué es Demium.

Haz crecer tu negocio: ¡anúnciate con ONiAd!

Prueba nuestra herramienta de publicidad y gana visibilidad para tu empresa. ¡Regístrate GRATIS y empieza tu campaña!