Si has llegado hasta esta fase es que lo estás haciendo muy bien. Te recordamos  las fases previas del embudo de marketing para refrescarte la memoria: descubrimiento, interés, consideración. La intención de compra es la probabilidad de que una persona compre un producto o servicio. Pero este término no es lo mismo que cierre, no debemos confundirlo.

Una estrategia de marketing exitosa debe estar fundamentada en el entendimiento de qué es lo que el consumidor está buscando para así influir con más fuerza en sus reflexiones y elecciones.

A lo largo de las distintas fases del embudo, el cliente o usuario vive un proceso con la marca. Se trata de un viaje en el que tenemos que dirigirle por todas las etapas.

intencion de compra embudo de marketing

Por ello, no nos sirve que únicamente nos descubran, ni que nos tengan en cuenta como opción, ni siquiera que su relación con la marca termine en compra.  Debemos esforzarnos para que repita y se enamore. Para lograrlo, debemos crear todo un viaje experiencial: es el llamado customer journey.

¿Cómo influir en la intención de compra?

Maximizar la intención de compra y optimizar el customer journey de tus potenciales clientes es un objetivo que no debes perder de vista en tu estrategia. Para  favorecer la intención de compra y lograr acercar al potencial usuario a la misma, debes cuidar algunos aspectos. A continuación, te damos una serie de pasos que te facilitarán el trabajo.

4 claves que te ayudarán a potenciar la intención de compra

  • Alineación: analizar si tu marca está alineada con las necesidades del cliente en el futuro y si le estás otorgando un valor diferencial, te ayudará a saber si tu empresa está preparada para construir relaciones listas para la expansión.
  • Personalización: cuando una persona necesita un producto, cuenta con una gran variedad de opciones en el mercado. Para que tu marca pueda sobresalir y construir una relación duradera con tu cliente, debes ofrecerle la posibilidad de vivir una experiencia gratificante y personalizada durante su viaje; ya sea virtual, física o ambas.
  • Comunicación: estás en un momento en el que el consumidor va a decidir si decantarse por ti o por tu competencia. Por ello necesitas soluciones integrales que estructuren y mejoren la experiencia de servicio, atención y comunicación con él. Cuantos más puntos de contacto o touchpoints tengas con tu potencial cliente, más fuerte será el vínculo y mejor percepción tendrá de ti. ¡Una buena atención al cliente es fundamental!
  • Cuidar el tráfico directo: No todo es SEO y SEM. También tienes que tener en cuenta que habrá usuarios que busquen información sobre ti directamente desde tu página web. Es por eso que ofrecerles un servicio completo, en el que puedan encontrar todo de manera fácil y los datos estén claros, es importante. Si quieres saber cómo analizar el tráfico de tu página web, ¡lee este post!

 

Factores que determinan la intención de compra

En este proceso de influencia, existe una delgada línea entre la intención de compra y la decisión. Los factores que determinan el proceso de compra son culturales, sociales, personales y psicológicos.

intencion de compra embudo de marketing
  • Factores personales: Las propias emociones influencian enormemente el comportamiento del consumidor. Por tanto, cuanto más positivas sean las emociones que despertemos en el consumidor, más confiará en nuestro papel y con mejores ojos aceptará los estímulos que le enviemos.
  • Factores psicológicos: Los consumidores realizan todo tipo de asociaciones de sus conocimientos previos, percepciones, motivaciones y experiencias. Por eso, empresas que más se centran en las experiencias que atraviesa el consumidor, obtienen resultados más exitosos.
  • Factores culturales: son inherentes a la toma de decisiones e influyen tanto en la personalidad que a veces no nos damos cuenta de que están ahí.
  • Factores sociales: no podemos olvidarnos de las actitudes de otras personas y las situaciones inesperadas. El consumidor está muy influido por su rol, estatus y grupo social en el que se encuentra.
intencion de compra embudo de marketing

Conocer estos factores básicos es imprescindible para entender qué lleva a un consumidor a elegir un producto entre los demás. ¡Debemos tenerlos claros si queremos llegar hasta la siguiente fase del embudo: la conversión!

Una vez que somos conscientes de lo que sustenta las bases en la mente de los consumidores, podemos llevar a cabo las estrategias necesarias para obtener el porcentaje más alto de “intención” y que sea más sencillo que se convierta en compra.

Como ves, despertar la intención de compra no solo es una cuestión de argumentos: hay muchos factores que hacen que cada usuario contemple la posibilidad de elegirnos entre la multitud de marcas de nuestra competencia. Despertar emociones, sensaciones, crear un viaje experiencial intenso y diferente. ¡Hay que lograr mantener la atención del descubrimiento y afianzar poco a poco la confianza en nuestra firma! Solo así lograremos aventurarnos con buen pie en la siguiente fase del embudo de marketing. ¿Estáis preparados?