El posicionamiento en buscadores es el conjunto de acciones utilizadas para mejorar las posiciones de una web entre los resultados de búsqueda, con el fin de aumentar la visibilidad y el tráfico la misma.

Para conseguir un buen posicionamiento tenemos dos opciones: hacerlo de forma rápida y poco ética o ir poco a poco ofreciendo contenido de calidad para los usuarios.

A continuación, te mostramos que diferencias existen entre el black hat SEO y el white hat SEO y que tácticas debes seguir para conseguir un buen posicionamiento SEO.

Black hat SEO

El Black hat SEO es el conjunto de técnicas poco éticas utilizadas para posicionar una web en los buscadores. Estas tácticas se caracterizan por no cumplir las pautas estipuladas por Google, por lo que cada día sus penalizaciones son mayores.

Este, solo será efectivo en el corto plazo porque en cuanto Google detecte que estas llevando a cabo este tipo tácticas para posicionarte de manera rápida, hará que tu posicionamiento baje o incluso llegue a eliminar la web de la página de los resultados.

Algunas de las prácticas más utilizadas suelen ser:

Black hat SEO

Keyword stuffing

Se trata del uso excesivo de la palabra calve dentro un contenido con el único objetivo de posicionarla.

Aunque no se sabe de manera exacta cuál es el porcentaje adecuado de la densidad de la palabra clave, Google recomienda ofrecer información útil para el usuario y naturalidad en el contenido.

Existen herramientas de ayuda para identificar cuál es la densidad de palabras clave en el contenido de la web, como por ejemplo seomastering.

Cloacking

Consiste en mostrar un contenido a los buscadores y otro distinto a los usuarios. Es decir, la página que se muestra a los robots de búsqueda está muy bien optimizada con las keywords que interesan posicionar.

Aunque actualmente ya no suele utilizarse porque es una táctica que rompe con la usabilidad y ética que pide Google.

Textos ocultos

Se trata de insertar un texto invisible a través de JavaScript, de esta manera los usuarios no pueden ver el texto pero los motores de búsqueda sí que pueden apreciarlo.

Spinning

Redacción de contenidos a través de artículos ya existentes en la red.

Consiste en cambiar palabras o frases por sinónimos y suele hacerse de manera automática a través de un software.

Spam en blog

Redacción de comentarios en blogs sin ningún tipo de valor. Puede hacerse de manera manual o automática con el único fin de conseguir enlaces hacia nuestra web.

Aunque actualmente hay plugins para eliminar este tipo de comentarios, muchos consiguen pasar la barrera. ¡Ten cuidado y revisa día a día los comentarios de tu blog!

Mailing masivo

Envío masivo de correos electrónicos a los usuarios. El objetivo de esta técnica es el de conseguir nuevos usuarios a través del envío de cualquier tipo de contenido que pueda resultar atractivo para el usuario.

En ocasiones este tipo de envíos está considerado como SPAM.

Backdoors

Se centra en colocar textos y enlaces ocultos dentro de una web, con el fin de que esa página pierda posiciones en las SERP.

Compra/Venta de enlaces

Se basa en la compra o venta de enlaces de páginas webs de gran autoridad para ganar notoriedad y mejorar en los rankings, ya que el algoritmo da mucha importancia el ser referenciado por otras webs de calidad.

Compra de dominios caducados

La compra de dominios que han expirado pero aún conservan autoridad para realizar una nueva web o redirigirlos hacia donde nos interesa.

Hijacking

Se trata de crear una copia muy parecida de una página para hacer creer al buscador que la copia es la página original y de esta manera ganar posiciones.

SEO Negativo

Se refiere a la utilización de diversas técnicas para perjudicar a la competencia. Tácticas en las que se habla mal de la competencia, envío de SPAM o transferencia de backlinks de mala calidad suelen ser las más habituales.

Todo esto con el fin de provocar la pérdida de posiciones a largo plazo.

Tenemos que ser conscientes que este tipo de prácticas no son las más correctas. Lo único que se pretende es posicionarse a cualquier precio sin tener en cuenta al usuario.

Debido a estas tácticas maliciosas, Google actualiza constantemente sus algoritmos más famosos, Panda y Penguin.

Recuerda que si no cumples estas reglas vas a estar penalizado por Google y puedes llegar a perder prácticamente todas tus visitas desde este buscador.

Ahora que ya sabemos cuál es el lado oscuro del SEO, vamos a enumerar una serie de técnicas para hacer un SEO de calidad.

White Hat SEO

White Hat SEO es el término con el que se denomina a las  técnicas éticamente correctas que cumplen las pautas marcadas por los motores de búsqueda para posicionar una web.

Es la forma más beneficiosa de optimizar el posicionamiento de una web a medio-largo plazo.

A continuación te dejamos un breve resumen con las técnicas necesarias para aumentar la notoriedad de tu web. Si quieres saber más sobre el posicionamiento echa un vistazo al artículo “10 claves para escribir SEO y posicionar tu web”

White hat SEO

Keywords

Utiliza keywords en los contenidos de tu web y trata de seleccionar aquellas palabras clave con las crees que los usuarios te buscan, además de plantearte cuales son aquellas preguntas que se plantean los usuarios con las que puedes solucionar sus dudas con tu producto o servicio.

Contenido de calidad

Otro aspecto importante es el de generar contenido útil y de calidad para el usuario. De esta manera el lector encontrará lo que busca en nuestra web.

Para saber cómo elaborar e implementar una buena estrategia de content marketing no te pierdas el artículo sobre la “Guía de marketing de contenidos: 7 pasos para elaborar tu estrategia de marketing”

Diseño Responsive

Apuesta por un diseño cuidado y adaptado a todos los dispositivos, te ayudará a mejorar la experiencia del usuario sobre tu web.

Títulos

Es importante optar por títulos descriptivos, directos y que incluyan la palabra clave con la que queremos posicionar. Estos títulos son los que aparecen en los motores de búsqueda y cuyo fin es el de ayudar al posicionamiento de la web.

Etiquetas

Las etiquetas (meta tags) serán otro de los factores para contribuir a desarrollar el buen SEO de tu web. Con las etiquetas podrás contribuir al posicionamiento orgánico de tu página, además de ofrecer la primera impresión a aquellos usuarios que hagan una búsqueda en Google.

Enlaces

También puedes optar por añadir enlaces, de esta manera, darás la opción a tus usuarios de encontrar información complementaria sobre lo que están consultando. Además, puedes enlazar a contenidos propios generando links hacia ellos.

Código HTML

Si tenemos bien estructurado el código HTML de nuestra web, será mucho más beneficioso para nuestro posicionamiento.

Por último, no olvides utilizar la etiqueta canónical para evitar contenido duplicado.

Si aplicas las técnicas del White hat SEO, podrás conseguir los mismos resultados en el medio-largo plazo respetando las normas estipuladas por Google.

¿Crees que vale la pena arriesgarse? Opta por el White Hat SEO y consigue un buen posicionamiento para tu página web.