Cómo vender más por email marketing: Los 3 secretos

Estos secretos harán que vendas más por email marketing y que evites cometer los típicos errores que hacen que no consigas tus objetivos. En este articulo aprenderás:

  • Cuánto importa la segmentación.
  • Cómo usar los asuntos para vender más por email marketing.
  • Cuándo es el mejor momento para mandar el email.
  • Qué formato utilizar para el email.
  • Cómo utilizar el miedo en tus emails de venta.
  • Cuánto importa la psicología del color en los emails de venta.

¿Quieres aprender a hacer campañas efectivas de email marketing? No te pierdas esta superguía.

Imagina, entras a un bar, te acercas a la persona que está en la mesa del fondo y le preguntas ¿Quieres casarte conmigo? Raro, ¿verdad? Con esta frase Maider Tomasena nos explica como muchas empresas “piden matrimonio a sus clientes potenciales antes de tiempo” enviando ofertas para las que no están preparados.

Por ello, es muy importante el saber cuál es el momento adecuado, la persona adecuada y las palabras adecuadas. Ahora ponte en situación. Todos tenemos al amigo que no le va el mundo de las redes sociales, al que subir fotos a Instagram le parece una pérdida de tiempo, al que tener un perfil en Facebook le parece de viejoven, pero ¿Conoces a alguien que no tenga correo electrónico?

Para muchos, el mirar el correo antes de ir a trabajar es parte de la rutina diaria, como tomarse el primer café de la mañana o despotricar con las noticias mientras se comen la tostada. Por ello, el email marketing es fundamental, porque va a permitir que conectemos con clientes potenciales que nos han encontrado a través de búsqueda orgánica, Google Ads, etc.

Cuando un cliente nos deja su correo electrónico, muestra que está en una fase de interés hacia el producto, servicio o marca. Por lo que el email marketing nos ayudará a no quedarnos anclados en el “quizás”

Quizás vuelva a buscarnos en Google, quizás vuelva a hacer clic en un anuncio, quizás…

Sin embargo, y volviendo al principio de este post, es necesario tener cuidado y no ofrecer un contenido que no quieren, ya que pasaremos de generar confianza a generar rechazo.

¿Cómo hacer una campaña de email marketing desde 0? Te lo explicamos aquí.

Los 3 secretos para vender más por email marketing:

 

El momento perfecto, la persona perfecta y el lugar perfecto

La base de cualquier acción de marketing y por tanto también a la hora de redactar un email es la segmentación.

  • Hay que tener claro quién es nuestro público objetivo y a quién nos vamos a dirigir. Cuanto más específico sea mejor,

¿Quién queremos que abra nuestro email?

Si por ejemplo el contenido anuncia un evento que tiene lugar en Zaragoza en dos días y va destinado a juegos con niños, no tendría sentido que el correo le llegase a alguien que vive en Holanda y que no tiene hijos. Recordemos, la audiencia perfecta, en el momento perfecto y en el lugar perfecto.

Además, es muy importante segmentar en función de la etapa del embudo de ventas en la que esté, ya que, en función de la fase en la que se encuentre tendrá una motivación distinta.

  • En segundo lugar, es necesario un proceso de automatización de este embudo. Esto nos va a permitir automatizar una secuencia en base a por ejemplo si han abierto o no el email, si han comprado y configurarlo.

Por ejemplo, si pasados dos días la persona no ha abierto el email, se podría configurar uno de: “Oye, he visto que no has abierto el email. ¿No te interesa esto? E incluso enviar una encuesta.

  • Otro aspecto muy importante es el asunto. El objetivo esencial del asunto es que el cliente potencial haga clic en el mensaje y lo abra. Tiene que estar directamente relacionado con la emoción en la que vas a centrarte, con la motivación que quieres impactar. Es el hilo conductor. Se pueden hacer test A/B haciendo experimentos, probando y viendo qué es lo que mejor funciona.

Tiene que ser creativo, divertido, interesante, persuasivo, que llame a actuar. Utiliza verbos de acción y palabras que transmitan urgencia (ya, hoy, solo, ahora etc.) curiosidad, que sean personalizados.

 

Asuntos de ejemplo para vender más por email marketing:

  1. Tienes un día para ver esto.
  2. Solo hoy: 50% de descuento en…
  3. ¿Te has olvidado de algo? Aquí tienes un 20 % de descuento.
  4. María, ¿te acuerdas de mí?
  5. ¡Ey! Descubre X claves de…
  6. El futuro X de Pedro.
  7. Es hora de conocernos, Laura.
  8. Querido David…
  9. ¡Te mereces un poco más, Carmen!
  10. ¡Di adiós!
  11. Hmm… ¿Esto qué es?
  12. Tú ganas. Haz…
  13. ¿Demasiado ocupado para leer este email?
  14. ¿Lo sabías?
  15. Tienes que ver lo que hay dentro.
  16. 300 minutos de envío gratuito – ¡comienza ahora!
  17. Termina en 10, 9, 8…
  18. Si pestañeas te lo pierdes.

¿Quieres ver más de 190 ejemplos de titulares que realmente funcionan?

Hemos creado una guía con plantilla con la que conseguirás resultados, descárgala gratis aquí:

Tiene que ser algo bidireccional, algo interactivo, que el cliente participe. Poner un botón de llamar, acceder, responder. Y dejar el texto del botón claro, que no sea ambiguo como, por ejemplo: “Haz clic aquí”. Clic aquí… ¿Para qué? ¿Quién eres? ¿Qué estás ofreciéndome? ¿Qué hago? El cliente potencial va a tener que leerse todo el email solo para saber qué es lo que se espera de él si aprieta ese botón.

 

¿Cuándo es el mejor momento para mandar el email?

En este punto hay diversas herramientas y no hay una respuesta concreta y correcta. Lo mejor es hacer experimentos, probar a enviar por la mañana, por la tarde y por la noche y ver realmente cuál funciona mejor. Nunca se sabe, si somos los dueños de un bar y vamos a anunciar una noche temática durante el fin de semana, quizás el viernes por la mañana sea lo más interesante.

Si tu cliente es un profesional, por ejemplo, otra empresa, un instalador, seguramente el viernes ni abra el correo y se acumule con los emails del fin de semana llegando el lunes, con mucha carga de trabajo quedándose en el tintero sin abrir.

Sin embargo, sí que, a partir de diversos estudios podríamos establecer un patrón y unas recomendaciones:

  • Evita los lunes. Los lunes por la mañana solemos planificar la semana, tenemos que recuperarnos del “finde” y adaptarnos a un nuevo comienzo.

  • Evita también los viernes. La gente suele estar cansada de toda la semana y de los nuevos emails diarios. Esto, además, se extiende a todo el fin de semana. ¿Tú sueles leer un email un domingo?

Por tanto, martes, miércoles y jueves son los más recomendables. En cuanto a las horas también hay ciertas recomendaciones:

  • Opta por horarios como 6:00h-8:00h antes de comenzar la jornada laboral es el momento escogido para muchos, eso y el café es lo que marca el comienzo de un nuevo día.

  • De 12:00h-14:00h también es buen momento ya que aprovechan la pausa del almuerzo antes de comer. También lo es a las 15:00h.
  • Evita enviarlos a partir de las 18.00h. Aunque haya personas que miran los correos al salir del trabajo, estudios han demostrado que la gente deja de consultar su correo electrónico a medida que avanza la tarde. Lo que hará que al día siguiente, tu email sea de los últimos en su bandeja de entrada

 

¿Qué formato utilizo para el email?

  • Otro aspecto a destacar es el formato. Bueno, claro, si a nivel visual todo queda mejor posicionado en la mente del consumidor, hay que llenarlo de emoticonos, imágenes, vídeos y hasta gifs de gatitos ¿no?

ERROR. Lo que mejor suele funcionar es poner texto, jugar con las negritas, tamaño y algún enlace con llamadas a la acción. Que el texto sea corto, claro y preciso. “No me hagas perder el tiempo, si quieres contarme una historia, envíame un artículo y ya veremos”. Sin embargo, todo vuelve a depender de las necesidades del negocio y todos los caminos llevan a Roma.

Lo que si debes tener claro es, que lo que verdaderamente importa, es que aportes contenido de valor.

Tienes que ser lo que tu cliente quiere, no lo que tu cliente necesita. ¿Dejarías que cualquiera llegase a tu vida a solucionar una situación que te preocupa? Tienes que dejar de ser un desconocido. La clave es la confianza. Debes guiarle en su camino a la compra de tu producto, muéstrale cómo le va a facilitar la vida, cómo va a solucionar ese problema y cómo vas a ser tú la persona que lo ayude.

 

Utiliza el miedo en tus emails de venta

El miedo es una emoción clave en el proceso de compra. Todos preferimos no perder algo que ya tenemos a ganar algo nuevo.

Cuando actúes sobre el miedo, serás un equilibrista a punto de caer, incide en sus puntos de dolor, trabaja esa conexión emocional, cómo tu producto es lo que puede cambiar su situación y animándole a actuar antes de que termine el plazo. La transmisión de urgencia también es un truco psicológico muy importante. “No puedo perderme esta oportunidad, y más cuando hay gente que ya la está aprovechando”.

La cuerda es fina, y hay que ir con cuidado, pues mal utilizado, el miedo puede hacerte parecer agresivo, siempre actúa alineado con la filosofía y valores de tu marca. Aquí ponemos un ejemplo de JUST EAT, con un 15% de descuento que caduca ese mismo día:

Haz una campaña de email retargeting con ONiAd.

Seguro que llegados a este punto quieres terminar de leer este post y ponerte a trabajar en las técnicas mencionadas. Pero antes, tenemos que ir un paso más allá, un paso hacia las percepciones de las palabras, así como del color de las mismas. Recuerda, palabras adecuadas, en el momento adecuado y a la persona adecuada.

 

¿Importa la psicología del color en los emails de venta?

La psicología del color es algo que ha sido estudiado desde hace años, y que tiene un gran impacto en el marketing. Si quieres que tu email sea perfecto, toma nota:

  • El amarillo, el naranja y el rojo están relacionados con la energía, la creatividad, el optimismo. Son colores que incitan a la acción. Así que, ¿Dónde lo puedes aplicar? En los CTA, botones, enlaces etc.
  • El azul, el rosa y verde son los colores que estás buscando si quieres algo tranquilo, generar confianza o aumentar la productividad.

Un ejemplo de email que utiliza diferentes colores es la marca The Body Shop. Que asocia cada línea de producto a la emoción que “consigues si lo compras”.

  • Suéltate la melena: amarillo, energía, acción.

  • Limpio y purificado: verde, eco friendly, medioambiente…

  • Brillante como tú: rosa y rojo, sofisticación, aspecto.

  • El noveno punto trata de las palabras. Las palabras que utilizamos también son muy importantes, y hay que transmitirlas al enviar el email.

  • Hay que exprimir el POR QUÉ, darle una motivación para actuar.

  • El TÚ, la personalización del mensaje. No estás pensando en la gente en general, si no en este cliente en particular, en su problema y su solución

  • Planta la semilla, hazle soñar despierto. ¿te imaginas a tus hijos, tirados en el césped con el perro, la piscina, el sol, las risas y que la única preocupación que tengas en ese momento sea si queda pan suficiente para comer o tendrás que volver a bajar al supermercado?

Refléjalo en los conceptos relacionados con la tranquilidad: Simple, garantizado, definitivo, el primer, familia, cuidado, salud…

  • Ofrécele garantías, certificados, pruebas gratuitas, reseñas, testimonios. Derriba esa barrera. Utiliza palabras que transmitan esa exclusividad. Único, revelado, limitado, especial.

  • Utiliza un lenguaje positivo. Huye del NO TE LO PUEDES PERDER. Un lenguaje negativo activa inconscientemente una percepción negativa hacia el mensaje.

  • Crea comunidad, somos seres sociales. Genera esa sensación de pertenencia a un grupo.

  • Admite tus debilidades, abrázalas y transfórmalo en una fortaleza. “Otros te van a ofrecer precios inferiores en el mercado, pero yo te ofrezco seguridad para tus hijos y mascotas, te ofrezco comodidad, te ofrezco veinte años de césped perfecto”.

Queremos que los clientes potenciales sean nuestros embajadores de marca que se enamoren de nosotros y acepten la propuesta de matrimonio. Entonces, ¿Cómo sabemos si nos quieren? ¿Qué tal si les preguntamos?
Muchas veces hay una especie de rechazo a preguntar:

– Oye, ¿qué te parece el contenido que te estoy enviando? ¿qué puedo mejorar? ¿qué contenido sería de valor para ti? ¿qué es lo que hago bien?

  • El feedback de un cliente es uno de los aspectos más valiosos de cualquier negocio. El saber de primera mano cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles nos da el poder de evolucionar y crecer como profesionales.

    Y es que al final de todo lo que buscamos con nuestros clientes es el fueron felices y comieron perdices.

 

Rentabiliza tus emails y consigue resultados

Solo en torno al 10% de los usuarios que abren tus emails hacen clic en algún enlace que lleva a tu página web ¿Y su pudieras reimpactar al otro 90%? Descubre nuestra Guía de retargeting.

¡Crea el anuncio perfecto!
Ir arriba